Teniendo en cuenta que integra mecánica de precisión y que se encuentra en el exterior, expuesto al agua de mar/dulce, a la sal o al viento, el motor de un barco fuera borda debe ser objeto de todas sus atenciones. ¿Desea mantener su barco con motor fuera borda el mayor tiempo posible? MARINA BENALMÁDENA le facilita unas buenas prácticas para hacer correctamente el mantenimiento de su motor fuera borda.

El mantenimiento después de cada salida

En primer lugar, sepa que existen dos tipos de mantenimiento :

El mantenimiento habitual a efectuar por el propietario (control visual y enjuague) y el mantenimiento anual a efectuar por un profesional siguiendo las recomendaciones del motorista. Estas últimas están indicadas en el manual de propietario que se encuentra a bordo de los barcos BENETEAU.

En los barcos bi-motor, conviene efectuar las operaciones de mantenimiento en los dos motores al mismo tiempo.

El mantenimiento habitual (o diario) 

Después de cada salida, tenga el hábito de enjuagar todo el motor con agua dulce a fin de quitar los restos de sal y rociones. Se aconseja también controlar la hélice si por si ha sufrido golpes o si se han enrollado hilos de pesca a su alrededor. Ante la menor duda sobre uno de estos elementos, no dude en consultar con su concesionario.

Cuando su barco y su motor están fuera del agua, puede por medio de un kit de enjuagado, limpiar el circuito de refrigeración interno del motor. Esta operación es importante ya que permite eliminar los cristales de sal presentes en los conductos ; el circuito de refrigeración de su motor resultará por otra parte más optimizado.

Al final de cada temporada de navegación, piense en el invernaje!

El invernaje del barco a motor

Al final de cada temporada, si su barco está fuera del agua, es importante realizar el invernaje. El invernaje del motor consiste en tomar las medidas de protección del motor para un largo periodo sin utilización. Es también el momento de ocuparse de las baterías (carga, limpieza de terminales y desconexión), de examinar la reserva de gasolina restante (o de llenar los depósitos de carburante) para evitar la formación de condensación en las paredes. Finalmente puede aprovechar para hacer una inspección visual del sistema de dirección (control de las abrazaderas, mangueras y revestimiento).

El invernaje de un barco es también una buena ocasión para efectuar pequeños trabajos de mantenimiento o de mejora en el barco.

Como Vd. puede constatar, el invernaje de un barco a motor implica tener un mínimo conocimientos mecánicos marítimos. Es por ello, que es mejor confiar esta misión a especialistas,  Marina Benalmádena como concesionario BENETEAU sabrá realizar un invernaje minucioso, que le permitirá reencontrar un barco totalmente operacional al volver a empezar la temporada.